Recuerdo y Dignidad busca a los fundadores de las Juventudes Socialistas de Soria Se ha aprobado la reformulación de la subvención concedida por la Junta de Castilla y León el pasado año para financiar los gastos.

A lo largo de este año, la asociación soriana Recuerdo y Dignidad buscará en La Riba de Escalote a cuatro personas, desaparecidas/asesinadas el 16 de septiembre de 1936 tras ser sacados de la cárcel de Almazán.

Ante la dificultad y las cada vez más escasas probabilidades de encontrar la conocida como “Fosa de los Ilustres”, se ha decidido reformular la subvención concedida, que ascendía a 25.000€, para evitar que se perdiese. La reformulación incluye investigación, prospección, exhumación, así como el y homenaje y la devolución a las familias, de los restos mortales de los desaparecidos de la fosa de La Riba de Escalote y de otra fosa más dentro de la provincia, aun sin especificar.

Como en cada trabajo de búsqueda de personas desaparecidas/asesinadas en la represión connatural al alzamiento militar contra la II República, se interpondrá una denuncia por Crímenes contra la Humanidad. En las últimas denuncias la Asociación Recuerdo y Dignidad ha obtenido notable repercusión en los juzgados, abriéndose dos causas penales que han contado con Policía Judicial en la exhumación; en una tercera causa se presumió la desaparición forzada en un contexto de Crímenes contra la Humanidad.

La búsqueda se llevará a cabo a raíz de la solicitud de una familiar de Adolfo Morales Ruiz. El desaparecido era natural de Gómara y residía en Soria, donde militaba en las Juventudes Socialistas y en UGT, tenía 26 añoscuando fue presuntamente asesinado. La misma suerte que Adolfo, junto a quien pasó por las cárceles de Soria y Almazán, corrió el soriano Silverio Lumbreras Pérez, electricista de 25 años de edad, perteneciente a las Juventudes Socialistas.Ambos fueron asesinados atados uno al otro, y enterrados del mismo modo.

Gregorio Balsa, en su libro La represión en Soria durante la guerra civil, describía a aquellos jóvenes sorianos de la siguiente manera:

“Adolfo Morales y Silverio Lumbreras eran dos jóvenes idealistas, pacíficos, honrados, incapaces de cometer la menor incorrección. Adolfo era más bien tímido, de carácter apacible, suave de modales y hombre de pocas palabras; Silverio tenía unas grandes cualidades humanas, era un gran mozo alto y fuerte, un poco más franco y directo; quizás algo impulsivo, pero siempre dentro de una línea respetuosa e incapaz de cometer un acto violento. Ningún motivo hubo para que fueran detenidos y mucho menos para ser asesinados, tan fría y cruelmente.”

Junto a ellos, y extraídos de la cárcel de Almazán el mismo 16 de septiembre, fueron presuntamente asesinados dos vecinos de Berlanga de Duero:Gregorio Valdenebro Moreno, jornalero de 28 años de edad, casadoy perteneciente a Unión Republicana, y Alberto Rodrigo León, sastre de 32 años, casado y con dos hijos, y concejal del Ayuntamiento de Berlanga, además detesorero de Unión Republicana.

Siguiente Entrada Entrada Anterior Volver